CUANDO ESTARÁ DISPONIBLE LA VACUNA CONTRA LA COVID -19

Los futuros contrayentes pueden estar de enhorabuena ya que todo apunta que a principio del año que viene se empezará a administrar la nueva vacuna contra la covid- 19. La luz se empieza a divisar y las ilusiones crecen. Es el momento de empezar a desempolvar los viejos proyectos y retomar los contactos con los proveedores de bodas que permanecían silenciados por las circunstancias. Según el periódico ABC hemos conseguido las siguientes noticias que dan luz a la esperanza.

La vacuna de Pfizer y su socio alemán BioNTech presenta los resultados más avanzados entre todas las investigaciones contra el Covid-19; pero no es la única en fase 3, con ensayos en un gran número de personas. Hasta diez laboratorios más en todo el mundo están actualmente en el mismo estadio. España tiene ya comprometida la adquisición masiva de cuatro de estos fármacos, dentro de la estrategia europea de compra centralizada.

La Comisión Europea ha negociado con la farmacéutica estadounidense Pfizer la compra de 200 millones de vacunas, de los que 20 millones corresponderían a España, suficientes para vacunar a diez millones de personas, puesto que es de doble dosis. Según anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, este martes, en enero podría empezar la campaña, y en mayo podría haber una gran parte de la población española vacunada contra el Covid-19.

España adquirirá vacunas dentro de la compra centralizada de la Comisión Europea a diferentes laboratorios. Repartidas en función del tamaño de la población de cada país, le corresponden un 10% del volumen de las compras. Con esta estrategia, tiene reservadas también más de 31 millones de dosis de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica británica AstraZeneca, dentro de un primer contrato de 300 millones reservados para países de la UE. Como ocurre con la vacuna de Pfizer, es de doble dosis, por tanto, alcanzaría a 15 millones de españoles. Esta vacuna también está en fase 3. AstraZeneca espera estar a finales de marzo de 2021 en una fase avanzada de distribución.

La siguiente fase supondría la aprobación por las autoridades sanitarias y, por tanto, su distribución en la población. Estas vacunas están en fase experimental y, por tanto, deben ser todavía autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento. Las vacunas de Pfizer y AstraZeneca son las únicas actualmente bajo revisión continua para su autorización comercial por las autoridades europeas.

Compra centralizada

De momento, España se ha adherido a todas las reservas conjuntas de la UE. La Comisión Europea tiene también comprometidas 200 millones de vacunas, más otros 200 opcionales, de la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson, a través de su filial belga, Janssen. Actualmente está en fase 3. La UE ha reservado también 300 millones de vacunas del consorcio francés Sanofi Pasteur y GSK, ahora en fase 2. La vacuna francesa espera estar disponible a mediados de 2021.

Tanto la vacuna de Janssen como la de Sanofi son de doble dosis. El volumen de compra actual alcanzaría, por tanto, a diez millones de españoles con el fármaco de Janssen más otros 15 con el fármaco de Sanofi. Con las reservas actuales se cubriría a 50 millones de españoles (en España hay 47,3 millones de habitantes).

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró la semana pasada que los primeros grupos en ser tratados con la futura vacuna del coronavirus serán las personas de más riesgo y aquellos que estén en contacto con estos colectivos. «Los expertos nos dicen que lo ideal es que se vacune más del 40% de la población. Tendremos que tener una actitud firme ante los negacionistas y las actitudes anticientíficas», resaltó Illa.

Investigación en todo el mundo

A pesar de la euforia inicial, también en los mercados, la vacuna de la farmacéutica Pfizer y el laboratorio aleman BioNTechtodavía tiene que despejar interrogantes. La noticia positiva está a la espera de la revisión de los resultados por parte de las revistas científicas. Falta todavía saber, por ejemplo, si será capaz de proteger por completo de la infección, durante cuánto tiempo o si es igual de efectiva en personas mayores como en jóvenes.

En fase 3 actualmente hay 11 vacunas en todo el mundo, según los datos de la Organización Mundial de la Salud hasta el 10 de noviembre. Cuatro de ellas son chinas. Las desarrollan las farmacéuticas Sinovac; la compañía de vacunas CanSino Biological; y, en dos grupos distintos, Sinopharm, con el Instituto de Productos Biológicos de Pekín y con el de Wuhan.

El Instituto de Investigación Gamaleya, en Rusia, trabaja en otra vacuna actualmente en fase 3. La última en sumarse ha sido la vacuna de la Universidad de Melbourne y el Instituto de Investigación Murdoch Children ‘s.

En laboratorios de Estados Unidos se están desarrollando dos ahora en fase 3, Novavax Moderna. Estas vacunas también tienen posibilidades de distribuirse en Europa, al contrario que las chinas y las rusas, sin supervisión por las autoriades europeas.

Ensayos en humanos

A pesar de que el hallazgo de una vacuna segura y eficaz es un proceso que normalmente dura al menos un año o año y medio, cientos de instituciones están acelerando ante la gravedad de la pandemia. La Organización Mundial de la Salud recoge más de 200 investigaciones candidatas a conseguir la vacuna del Covid-19. No obstante, tres cuartas partes de ellas están todavía en una fase preclínica, es decir, estudios en laboratorio que todavía no han sido testados en humanos.

En fases de experimentación con humanos hay 63 investigaciones. De ellas, 38 todavía están con la fase 1 en curso. En esta fase la vacuna se prueba en un grupo reducido de personas para determinar la respuesta del sistema inmune y si es segura.

Con la fase 2 en curso, con pruebas de la vacuna en cientos de personas, hay 14 investigaciones. Estos ensayos permiten a los científicos aprender más sobre la respuesta del sistema inmune, la seguridad de la vacuna y corregir las dosis.

Con la fase 2 completada y ya con la fase en curso hay 11 investigaciones actualmente, el doble que a finales de julio. La fase 3 supone ensayos en miles de personas, así como un placebo en otras, para confirmar la efectividad y seguridad de la vacuna, además de comprobar posibles efectos adversos.