Cómo organizar una boda (II)

Cómo organizar una boda (II)

Son muchas las tareas que conllevan la organización de una boda, y esto puede hacer que en algún momento os sintáis desbordados por las circunstancias, y más si tenéis poco tiempo para llevarlo a cabo. Por ese motivo os hablábamos en el artículo anterior de los factores clave que pueden determinar que la organización de la boda sea un éxito o no y se cumpla lo que llevéis pensado para ella (como es la elección del lugar de la boda, los trajes de novios, la luna de miel,…

No obstante, una vez realizados estos pasos clave, conviene determinar los pasos siguientes. Éstos son todas el resto de tareas, que en mayor o menor medida también hay que pensarlas con detenimiento y llevarlas a cabo. Muchas parejas pueden decidir prescindir de algunas o muchas de ellas, o encargárselas a terceras personas para que las lleven a cabo (familiares, amigos de confianza o wedding planners) si se ven desbordados o les falta tiempo para llevarlas a cabo.

Aquí también influye como factor importante el nivel de exigencia o preferencias de cada uno para determinar si son más o menos relevantes.

Hablo por ejemplo de:

  • La contratación de: el fotógrafo de la boda, wedding planners, decoración del banquete o ceremonia, los músicos, grupos o DJ’s que necesitéis para la ceremonia o baile y demás servicios que hayáis pensado (payasos para los peques, candy bar, fondie, fotomatón o fotocall…

    • La preparación de las invitaciones y su envío. Aquí influirá si buscáis unas invitaciones personalizadas o hechas a vuestro gusto, o si por el contrario, elegís un modelo y el tiempo que necesitáis para enviarlas a los invitados.
    • El diseño de las minutas, meseros, etc.
    • La elección de los complementos del traje de novia: zapatos, tocado, velo o joyas, etc.
    • La prueba del peinado de novia.

    Algunos de estos servicios pueden venir incluidos por ejemplo dentro de lo que os ofrece un determinado proveedor como servicio extra lo que es importante considerarlo porque con ello os podéis ahorrar tiempo e incluso dinero del presupuesto de la boda.

    Nuestro consejo y aunque la mayoría de todas estas tareas no precisen de mucho tiempo para su organización, es que no las dejéis para última hora, ya que todas ellas en su conjunto sí que pueden llegar a resultar ser también estresantes si no se realizan con el tiempo adecuado.