Un repaso a los tipos de cola en los vestidos de novia

Un repaso a los tipos de cola en los vestidos de novia

Cuando nuestras clientas vienen por primera vez a cualquiera de nuestras tiendas para comprar su vestido de novia, una de las pocas cosas que tienen decididas es llevar o no un vestido con cola. Las que apuestan por el sí deben abordar en ese momento una segunda cuestión: la longitud que le darán. Y me temo que la respuesta está directamente relacionada con el grado de formalidad de la ceremonia que tienen previsto organizar. A mayor formalidad corresponde una longitud más larga. Sin embargo, hay también otros factores que deberían influir en la decisión de llevar cola o no en el vestido de novia y cómo de larga: el espacio en el que se celebra la boda, la hora del día a la que tendrá lugar la ceremonia, la comodidad que desee la novia o las propias tendencias de la moda.

Si la boda es una ceremonia al aire libre, no sería correcto apostar por una extensión demasiado larga. Sin embargo en el caso de que se trate de una ceremonia religiosa, te puedes decantar por usarla.

En cuanto al momento del día en el que se celebra la boda, parece oportuno llevar una cola larga si el matrimonio tiene lugar por la mañana. Sin embargo, si se trata de una boda de tarde, mejor optar por no llevar cola o llevar una más cortita.

Y si vuestra pregunta es: ¿qué se lleva este año? Las tendencias en moda nupcial aconsejan colas cortitas.

En cuanto a los tipos de cola, os contamos cuáles son y cómo se llaman:

COLA REAL

La cola real supera los tres meses y medio. Ha habido algunas que han llegado a superar los siete metros. El cortejo nupcial será responsable de garantizar que la cola vaya bien colocada. Hemos visto este tipo de cola en las bodas reales, como por ejemplo en la de la princesa Magdalena de Suecia.

Como en la mayoría de las colas, la extensión de tela sale desde la cintura y puede llevarse como pieza sobrepuesta (muy cómodo porque luego se puede retirar a la hora del baile) o directamente desde la propia falda.

COLA WATTEU

En este caso no sale de la cintura de la novia, sino de los hombros o de la espalda. No es preciso que sea demasiado larga sino que solamente arrastre un poquito por el suelo. Es apta para todo tipo de ocasiones.

COLA CATEDRAL

La cola de novia tipo catedral es ideal para una ceremonia tradicional. Puede medir entre dos y tres meses y también requiere que alguien esté pendiente de colocarla correctamente en la iglesia o para la sesión de fotos le prix de viagra au maroc. Algunas pueden ser desmontables, por lo que se puede prescindir de ella una vez finalizada la ceremonia.

COLA CAPILLA

Es, sin duda, la preferida de la mayoría de nuestras novias. Su longitus se sitúa entre la cola catedral y la de tipo barrido. La principal ventaja es que su uso es adecuado en todo tipo de ocasiones: ya sean bodas formales o no. Y su longitud se sitúa en un metro y medio aproximadamente, desde la cintura.

COLA BARRIDA

Por último tenemos la cola barrida. Es aquella que arrastra un poco en el suelo, sin llegar a ser demasiado. Es la cola que diferencia un traje de novia a uno de fiesta.

Muy versátil, porque es apta tanto para bodas de mañana, como de tarde. Bodas semi-formales e incluso formales (si la combinamos con un velo catedral, que sea el que supere en extensión a la cola).

Su longitud se extiende unos 30 cm desde donde el vestido toca el suelo. Sin duda es la más corta y cómoda, y estáis de suerte si es vuestra preferida, porque los diseñadores apuestan totalmente por ella.

¡Es ideal para una novia actual!

Vestido de novia modelo Olot de Luna Novia

Modelo Olot de Luna Novia