Tocados: complemento para novias e invitadas

Tocados: complemento para novias e invitadas

En las pasarelas en las que se han presentado los primeros avances de la próxima temporada el equipo de DRESS BORI hemos visto muchas novias sin velo pero con tocados. Se trata, sin duda, de un elemento que vuelve a ser actualidad tanto entre las futuras esposas como entre las invitadas a distintos eventos. No hay más que ver, por ejemplo, los estilismos de Kate Middelton.

El tocado es un adorno que se utiliza como complemento para embellecer la cabeza y su origen data del antiguo Egipcio. En aquella época, todas las clases sociales sin excepción utilizaban gorros y sombreros. Mientras los nobles se adornaban con ricas diademas, los miembros de la familia real y los faraones lo hacían con coronas. La historia, sin embargo, ha sido testigo de la evolución de este elemento.

Por lo que respecta a los elementos con los que se confeccionan, los más demandados ahora son flores, plumas, lentejuelas o paillettes y pedrería.

También hay que tener en cuenta que no es lo mismo llevar un tocado con pelo recogido o pelo suelto. En este último caso, lo más adecuado es utilizar diademas o turbantes.

También es conveniente tener en cuenta con qué vestido se llevará. Si el tocado es muy elaborado, el vestido es mejor que sea más sencillo. Si, por el contrario, habéis elegido un vestido muy vistoso, es mejor completarlo con un tocado más sencillo.

Si el tocado es para una celebración de mañana puede ser más grande y llamativo mientras que si se trata de un evento vespertino, el protocolo aconseja utilizar un tocado más discreto. Y si acompañan a un vestido largo, lo mejor es utilizar diademas, horquillas o broches.

Y quizás lo más importante: ¿cómo elegimos un tocado adecuado para nosotras? Al igual que con el resto de prendas y complementos, el tocado debe ayudar a resultar nuestros puntos fuertes y disimular los débiles. Así, un tocado grande puede compensar una figura generosa mientras que uno más pequeño dotará de sofisticación a una figura alta y espigada. La forma del rostro o el color del cabello también pueden determinar el tocado que más nos favorece: los tocados claros son recomendables para las castañas o morenas, porque aportan luz, mientras que los de colores más oscuros favorecen a las rubias.

Y recordar también que lo aconsejable es colocarlo en el lado derecho de la cabeza porque habitualmente nuestro acompañante masculino se situará en la parte izquierda en ceremonias y eventos formales y seguro que no queremos dificultar la comunicación con él .

Una mención especial merece la pamela, de uso tanto para novias atrevidas como para madrinas e invitadas. Hay que tener en cuenta sin embargo, unas reglas de oro si estás decididas a utilizarla: solo para acontecimientos entre las once de la mañana y las seis de la tarde, se debe llevar con un vestido por debajo de la rodilla y guantes y tened en cuenta que si usáis pamela no debéis quitárosla en ningún momento. Por eso no es conveniente optar por una pamela muy grande porque hay que tener en cuenta que tendréis que llevarla incluso durante el banquete. Y reservada para ceremonias celebradas entre marzo y octubre.

20150622_195004

Nos permitimos un último consejo: sobre todo, elegid un tocado que os guste, que favorezca vuestro rostro y facciones y que os haga sentir especiales.

Y, por supuesto, recordaros que en nuestras tiendas de novias encontraréis tocados y pamelas que pueden ser el complemento perfecto para vuestros atuendos de fiesta y ceremonia.