LA HORA DEL VELO

LA HORA DEL VELO

Con la llegada de la primavera, en las tiendas DRESS BORI de Zaragoza llenamos la agenda con las citas de nuestras bodadictas, que vienen a probarse sus vestidos de novia para comprobar si es necesario realizar algún ajuste a los modelos elegidos. Los nervios se trasladan al taller, donde nuestras modistas hilvanan, ajustan, recogen, bordan, recortan y perfeccionan diseños ya de por si espectaculares para que luzcan espectaculares el día de la boda.

 

Es el momento también de escoger los complementos para el vestido. Uno de los más demandados es el velo, que puede ir terminado con un tocado floral, absoluta tendencia este año, una tiara o una peineta sencilla.

 

A la hora de elegir el tipo de velo que os conviene es necesario tener en cuenta aspectos como el tipo de vestido que vais a lucir, el peinado, la altura  y, por supuesto, vuestro estilo personal.

 

Estos son algunos de los modelos que podéis encontrar en el mercado:

1.- Velo catedral: muy largo, de unos dos metros y medio, y lo suelen elegir las novias más clásicas que se casan por la Iglesia en una ceremonia tradicional.

2.- Velo capilla: llega hasta el suelo pero no es más largo que la cola del vestido. Además, suele llevar dos capas de dos alturas diferentes y con la más corta la novia se cubre el rostro.

3.- Velo mantilla: tiene detalles de encaje, deja el rostro muy despejado y de largo llega hasta el codo.

4.- Velo de capa o cascada: va desde la cabeza y se abre por el rostro hasta la cintura y es más corto en la parte frontal.

5.- Velo de codo: suele medir unos 75 centímetros de largo y llega hasta el codo o la cintura y se coloca oculto por detrás del peinado. Queda muy bien en bodas civiles y con vestidos sencillos.

6.- Velo corto o blusher: Cubre el rostro de la novia y llega hasta el hombro. Mide entre 55 y 65 centímetros de largo. Este tipo de velo es algo más informal y por eso es ideal para ceremonias de día y especialmente para lucir con vestidos cortos.

7.- Velo puntas al codo: llega debajo de la cintura y debe alcanzar las puntas de los dedos. El largo va de 85 a 125 centímetros dependiendo de la altura de la novia. Es probablemente, uno de los más utilizados por las novias.

En cualquier caso, si no eres muy alta, mejor evitar los velos muy largos. Si llevas un vestido sencillo, deberás optar por un velo más trabajado. Al contrario que si te pones un vestido más elaborado, entonces es mejor llevar un velo más simple para no recargar demasiado el look.

Si prefieres un aspecto más romántico, los encajes y bordados serán tus mejores aliados.

En función del peinado que elijas, si es muy elaborado, mejor que el velo deje al descubierto el trabajo.

En cualquier caso, lo más importante en la elección del velo es que seas fiel a tu estilo y te veas guapa.